Home


La virtud es una disposición habitual y firme para hacer el bien.
Hay dos clases de virtudes: las virtudes teologales y las virtudes humanas o morales.

Las Virtudes Teologales

1. FE ...La fe es la virtud teologal por la cual creemos en Dios, en todo lo que El nos ha revelado y que la Santa Iglesia nos enseña como objeto de fe.

2. ESPERANZA...La esperanza es la virtud teologal por la cual deseamos y esperamos de Dios, con una firme confianza, la vida eterna y las gracias para merecerla, porque Dios nos lo ha prometido.

3. CARIDAD...La caridad es la virtud teologal por la cual amamos a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios, con el amor filial y fraterno que Cristo nos ha mandado.



Las Virtudes Cardinales

Virtud es una propensión, facilidad y prontitud para conocer y obrar el bien. Se llaman cardinales las que son el principio y el fundamento de las demás virtudes.

Las cuatro virtudes cardinales son:

1. PRUDENCIA. Nos hace conocer y practicar los medios mas conducentes para obrar el bien.

2. JUSTICIA. Hace que demos a cada uno lo suyo y lo que le corresponde.

3. FORTALEZA. Nos da valor para amar y servir a Dios con fidelidad.

4. TEMPLANZA. Hace que frenemos las pasiones bajas . Hace que frenemos las pasiones bajas




Las Obras Corporales y Espirituales de Misericordia:

Las Corporales son:

1. Visitar a los enfermos
2. Dar de comer al hambriento
3. Dar de beber al sediento
4. Vestir al desnudo
5. Socorrer a los presos
6. Dar posada al forastero
7. Enterrar a los muertos

Las Espirituales son:

1. Enseñar al que no sabe
2. Dar buen consejo
3. Corregir al que esta en error
4. Perdonar las injurias
5. Consolar al triste
6. Sufrir con paciencia las molestias de nuestro prójimo
7. Rogar a Dios por los vivos y por los muertos



Padre Nuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosostros perdonamnos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

Ave María

Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo;
bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora de nuestra muerte. Amén

Gloria

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos

 

 


 

Valid XHTML 1.0 Transitional